El encuentro científico anual del ECVO de este año ha tenido lugar en Estoril (Portugal), durante los días 18 al 21 de mayo. Estoril es una localidad situada al oeste de Lisboa; se trata de un pueblo costero encantador, con sus playas atlánticas de agua fría y limpia y sus casas señoriales, muy bien comunicado con el aeropuerto y con la capital portuguesa.
La sede de este encuentro ha sido el Palacio de Congresos de Estoril, situado al lado del mítico Casino y muy cerca de la playa. Hemos disfrutado de un auditorio de gran capacidad y muy confortable, en el que se realizaban las comunicaciones orales, y de un espacio de exposición muy amplio, que abarcó las comidas y los descansos del congreso, la exposición comercial (como siempre muy bien representada por las casas comerciales más importantes de la oftalmología), así como una zona dedicada a la exposición de las comunicaciones tipo póster.
El jueves 18 tuvo lugar el precongreso (“Continuing education day”), este año dedicado a la visión y la ceguera. Durante toda la jornada, Christine Heinrich y Jacques Penderis explicaron, en una presentación muy práctica y amena basada en casos clínicos, el abordaje diagnóstico en animales con deficiencias visuales, desde el punto de vista oftalmológico y neurológico. Paul Miller, del que tanto hemos disfrutado en sus artículos sobre visión en animales, nos habló de diferentes aspectos visuales a través de características como la sensibilidad a la luz, detección de movimiento, características del campo visual o la percepción de color.
El viernes 19 y sábado 20 tuvo lugar el congreso, que ha tenido este año cifras récord de participación, no sólo en cuanto al número de asistentes (alrededor de 400), sino también en cuanto al número de presentaciones: nada más y nada menos que 51 pósters y 29 comunicaciones orales. El viernes por la tarde tuvo lugar la esperada “HED (Hereditary Eye Diseases) session”, en la que se explicó y discutió la nueva clasificación de las alteraciones del ángulo iridocorneal mediante gonioscopia, acompañada de una excelente presentación de imágenes. Posteriormente y para finalizar el día, pudimos poner a prueba nuestros conocimientos en la sesión de dispositivas sobre enfermedades hereditarias oculares. El sábado, último e intenso día del congreso, presenciamos la charla magistral a cargo del Dr. Zrenner, fundador del Institute for Ophthalmic Research (Alemania), sobre las herramientas actuales para prevenir la ceguera y restaurar la visión en enfermedades retinianas hereditarias en personas.
Durante la jornada del domingo 20 se impartieron talleres sobre enfermedades hereditarias de la retina, la ceguera en el caballo y la retinoscopia, a cargo de Simon Petersen Jones, Richard McMullen y Paul Miller.
Como siempre, asistir al ECVO Meeting ha sido una experiencia maravillosa. No sólo por la alta calidad científica del programa y los ponentes, sino porque también supone el reencuentro con compañeros y amigos a los que nos une la oftalmología, y con los que hemos podido disfrutar de paseos, conversaciones y cenas al finalizar las jornadas. Damos fe de la altísima participación española en este encuentro, no sólo de compañeros que están ejerciendo en nuestro país, sino de muchos otros que se encuentran trabajando en distintas partes de Europa.
El próximo encuentro tendrá lugar dentro de un año en la maravillosa Florencia (Italia)…. ¡Allí estaremos!